Liposucción

Liposucción

¿Qué es la liposucción?

La liposucción es la intervención de cirugía estética que reduce aquellas áreas de grasa localizada que a menudo nos hacen sentirnos incomodos con nuestra silueta.

Los mejores candidatos para someterse a una liposucción son pacientes no obesos que presentan acúmulos grasos en zonas muy concretas, normalmente en función de condicionantes hormonales.

La liposucción se utiliza también como complemento a otras técnicas quirúrgicas.

 ¿En qué consiste una liposucción?

Mediante el proceso de succión, el cirujano logra aspirar el exceso de grasa que se acumula en cadera, nalgas o muslos hasta eliminarla por completo a través de una pequeña cánula y varias incisiones cerca de la zona afectada. La liposucción puede ser también abdominal, de brazos, zona pectoral, de espalda, rodillas, tobillos, mejillas e incluso de papada.

La duración de la operación suele ser de hora y media, pudiendo permanecer una noche ingresado. En función de las características de cada paciente, se utiliza una técnica anestésica u otra para conseguir la máxima seguridad y confort durante el procedimiento.

Antes y después de la liposucción*

La capacidad de adaptación de la piel a un menor volumen durante el posoperatorio es de vital importancia, ya que dependiendo de factores innatos al paciente, como es la elasticidad de la piel, el tiempo de recuperación y el resultado, variarán considerablemente.

El paciente deberá someterse a ciertos cuidados necesarios tras la intervención y al uso de una faja de presoterapia que ayude a la retracción de la piel de manera uniforme durante el primer mes.

Los resultados definitivos tardan un tiempo en hacerse patentes, sin embargo, son permanentes.

Recordar que la liposucción no es un método de adelgazamiento sino una forma de tratar cúmulos grasos localizados. Además, conviene recalcar que, al igual que el resto de procedimientos descritos, se trata de una intervención quirúrgica que debe realizarse en las mismas condiciones de higiene y seguridad que cualquier otra.

*Los resultados finales tras los tratamientos de cirugía plástica y cirugía estética dependerán de las características de cada paciente. Siempre debe haber un diagnostico médico previo.

Primera consulta consistente en exploración física, explicación de posibles técnicas y posibilidades. Análisis preoperatorios, pruebas complementarias si son precisas, valoración por anestesista, consentimiento informado. Toma de medidas para elaboración de faja postoperatoria.

Entre 1,5 y 2 horas. Anestesia raquídea generalmente, Faja desde el quirófano.

1 noche para control, recuperación y analgesia.

Medias compresivas y administración de medicación antitrombótica. Revisión en consulta al 4º día postoperatorio, cura. Drenaje linfático en las primeras semanas. Retirada de puntos en las 2 primeras semanas de la intervención. Revisión 1, 2, 6 meses y anual.

Para ejercicio 3 semanas, para valerse en la vida diaria menos de 1 semana. Faja 1 mes. 2 meses para disminución total de volumen y ajuste cutáneo.

SUBIR

Uso de cookies

Le informamos de que este sitio web contiene cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir el funcionamiento del sitio web y analizar el tráfico web, para mejorar así la experiencia de navegación y mejorar los servicios e información que ofrecemos a través del mismo. El hecho de continuar navegando por este sitio web supone la aceptación del uso de las cookies con las finalidades descritas. Para más información pinche aquí.

ACEPTAR