Mamas tuberosas

Cirugía plástica y reparadora mamas tuberosas

¿Qué son las mamas tuberosas?

Las mamas tuberosas son fruto de una anomalía en el desarrollo de los pechos debido a la rigidez del tejido que cubre la glándula mamaria. Dicha anomalía concede a las mamas un crecimiento irregular y ciertas peculiaridades, ya que normalmente presentan forma de tubo y, a menudo, areolas demasiado grandes. Existen casos en los que las mamas se desarrollan incluso de forma desigual.

Gracias a la cirugía plástica y estética, las mujeres que padecen este tipo de anomalía pueden someterse a una intervención mamaria para remodelar el pecho y conseguir así una forma más natural y adecuada a su silueta.

¿En qué consiste una operación de mamas tuberosas?

La malformación de la mama puede resolverse con una intervención de cirugía plástica que remodele la misma a partir de una incisión alrededor de la areola.

El tratamiento varía dependiendo del grado de malformación, ya que puede precisar de una remodelación glandular, de una mamoplastia de aumento o de una mastopexía; es decir, de la remodelación de la areola, de la glándula y de la colocación de una prótesis si es necesario; de la recolocación de la mama y del descenso del surco submamario a su nivel normal, o de la redistribución del volumen glandular mediante colgajos.

La mayoría de las operaciones en mamas tuberosas requieren la implantación de una prótesis que aumente el tamaño del pecho y contribuya a su remodelación, además de ser necesaria la eliminación de parte del tejido areolar. En todo caso, será necesario corregir quirúrgicamente la tuberosidad antes de aplicar el implante para evitar posibles complicaciones.

Es muy importante que esta intervención sea realizada por un cirujano plástico cualificado y con experiencia en reconstrucción mamaria.

La operación de mamas tuberosas, de una hora y media de duración, precisa de ingreso por parte de la paciente durante un día y anestesia general.

Antes y después de la operación de mamas tuberosas*

El posoperatorio no dista de aquel que atañe a una operación de aumento de mama. Es necesario el uso de una banda de compresión durante las primeras semanas y ciertas precauciones como no hacer esfuerzos físicos, no levantar peso y evitar el contacto con esa zona durante varios días.

Las mamas adquieren la forma definitiva al cabo de seis meses.

*Los resultados finales tras los tratamientos de cirugía plástica y cirugía estética dependerán de las características de cada paciente. Siempre debe haber un diagnostico médico previo.

Primera consulta consistente en exploración física, explicación de posibles técnicas y materiales. Análisis preoperatorios, pruebas complementarias si son precisas, valoración por anestesista, consentimiento informado.

Duración de la intervención aproximadamente 1,5 horas, anestesia general, vendaje y sujetador. Ocasionalmente drenajes.

1 noche para control, recuperación y analgesia.

Revisión en consulta al 4º día postoperatorio, cura. Retirada de puntos a los 10 días de la intervención. Revisión 1, 2, 6 meses y anual.

Para ejercicio 3 semanas, para valerse en la vida diaria menos de 1 semana.

SUBIR

Uso de cookies

Le informamos de que este sitio web contiene cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir el funcionamiento del sitio web y analizar el tráfico web, para mejorar así la experiencia de navegación y mejorar los servicios e información que ofrecemos a través del mismo. El hecho de continuar navegando por este sitio web supone la aceptación del uso de las cookies con las finalidades descritas. Para más información pinche aquí.

ACEPTAR