Lifting facial

Lifting facial

¿Qué es un lifting facial?

El lifting facial se utiliza para recolocar los tejidos de la cara y contrarrestar así los efectos del envejecimiento, con especial atención a las arrugas faciales, en muchas ocasiones aceleradas como consecuencia de la exposición al sol, el estrés, los malos hábitos de vida y alimenticios, y la gesticulación.

Normalmente se tratan, mediante este tipo de intervención, la piel y los músculos de la frente, las mejillas y el cuello. El lifting facial se asocia también a otros procedimientos como, por ejemplo, la blefaroplastia, la eliminación de papada, el aumento de pómulos o la rinoplastia.

¿En qué consiste un lifting facial?

La técnica a emplear dependerá de la zona a tratar, el tipo de piel y los resultados deseados, sin embargo, lo habitual es que el cirujano realice una incisión en la zona de las sienes que se extienda por las líneas naturales delante de las orejas y continúe por detrás hacia el cuero cabelludo. Después, se procede a tensar la piel y capas musculares, recortando la epidermis sobrante si es necesario.

La intervención se realiza habitualmente bajo anestesia general, se extiende durante varias horas y precisa de ingreso en clínica del paciente durante uno o dos días.

Antes y después de un lifting facial*

En este tipo de intervenciones cobra especial relevancia tanto el preoperatorio como el posoperatorio ya que durante la ejecución del lifting se realiza un despegamiento de los tejidos, por lo que resulta de vital importancia que el paciente se abstenga de fumar durante varias semanas antes y después de la intervención quirúrgica a fin de preservar el riego sanguíneo en los mismos. La ingesta de determinados medicamentos también debe ser controlada.

En cuanto a las cicatrices, el cirujano procurará mantener las incisiones ocultas en los pliegues naturales de la piel o bajo el pelo, aún así, es normal que aparezcan hematomas y cierto grado de inflamación y sensación de acorchamiento en la piel durante los días posteriores a la intervención.

Para evitar complicaciones, infecciones o daños en el sistema nervioso facial es muy importante que el paciente siga las instrucciones dadas por el cirujano en el centro de estética y que advierta sobre posibles enfermedades contraídas antes de la intervención.

El efecto de rejuvenecimiento mediante lifting facial no es definitivo, pero sí duradero en el tiempo, pues consigue atenuar notablemente los signos de la edad durante varios años.

*Los resultados finales tras los tratamientos de cirugía plástica y cirugía estética dependerán de las características de cada paciente. Siempre debe haber un diagnostico médico previo.

Primera consulta consistente en exploración física, explicación de posibles técnicas y posibilidades. Valoración de uso de técnicas o tratamientos asociados. Análisis preoperatorios, valoración por anestesista, consentimiento informado.

Entre 2 y 3 horas. Anestesia general o sedación, Apósito desde quirófano, posibilidad de precisar colocación de drenajes.

Ambulatorio ó 1 noche, sala de recuperación 2 horas si sedación.

Revisión en consulta a los cuatro días, cura. Retirada de suturas en las primeras 2 semanas. Revisión 1, 2, 6 meses y anual.

Para ejercicio 3 semanas. Inflamación va disminuyendo en las primeras semanas. Contraindicación de fumar, pre y posoperatoriamente.

SUBIR

Uso de cookies

Le informamos de que este sitio web contiene cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir el funcionamiento del sitio web y analizar el tráfico web, para mejorar así la experiencia de navegación y mejorar los servicios e información que ofrecemos a través del mismo. El hecho de continuar navegando por este sitio web supone la aceptación del uso de las cookies con las finalidades descritas. Para más información pinche aquí.

ACEPTAR