Hilos tensores

hilos tensores

¿Qué son los hilos tensores?

Se denominan hilos tensores o tensores dinámicos a los hilos reabsorbibles de polidioxanona (material utilizado en intervenciones quirúrgicas), estériles, biocompatibles y de gran resistencia, concebidos para el estiramiento de la piel o lifting facial sin necesidad de recurrir a procedimientos invasivos.

¿En qué consiste el tratamiento mediante hilos tensores?

El proceso de colocación de estos hilos tensores en la cara es muy sencillo, no necesita cortes (se evitan así las cicatrices) y no tiene contraindicaciones, pues se aplican mediante inyecciones. Gracias a su estructura de micro escamas, los hilos actúan como tensores y soporte de los tejidos, otorgando a la piel un aspecto más firme.

Su uso en medicina estética está especialmente indicado en la elevación de cejas, pómulos, zona de la mandíbula y cuello.

La cantidad de hilos tensores que deben aplicarse depende del tipo de piel del paciente y del grado de flacidez de la misma.

El proceso de colocación dura entre una y dos horas, solo requiere anestesia local y posibilita la vuelta a la vida cotidiana de forma inmediata.

Además de para la cara, los hilos tensores también se utilizan en glúteos y abdomen.

Antes y después de la colocación de hilos tensores*

Cualquier persona mayor de 30 años puede someterse a este tratamiento de rejuvenecimiento y combatir así los efectos de la flacidez de la piel. El resultado es más suave que el que podemos obtener con un lifting quirúrgico, pero también más natural y cómodo.

El efecto de los hilos tensores perdura hasta dos años tras su colocación.

Como hemos señalado anteriormente, el proceso de implementación de los hilos tensores es muy sencillo y no necesita cortes ni suturas, por lo que es posible retomar nuestra rutina inmediatamente después de someternos al tratamiento.

*Los resultados finales tras los tratamientos de cirugía plástica y cirugía estética dependerán de las características de cada paciente. Siempre debe haber un diagnostico médico previo.

Primera consulta consistente en exploración física, explicación de posibles técnicas y posibilidades. Valoración de uso de técnicas o tratamientos asociados. Análisis preoperatorios, valoración por anestesista, consentimiento informado.

Aprox 1 hora. Anestesia local o sedación, Apósito desde quirófano.

Ambulatorio, sala de recuperación 2 horas si sedación.

Revisión en consulta a los cuatro días, cura. Revisión 1, 2, 6 meses y anual.

Para ejercicio 3 semanas. Inflamación va disminuyendo en las primeras semanas.

SUBIR

Uso de cookies

Le informamos de que este sitio web contiene cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir el funcionamiento del sitio web y analizar el tráfico web, para mejorar así la experiencia de navegación y mejorar los servicios e información que ofrecemos a través del mismo. El hecho de continuar navegando por este sitio web supone la aceptación del uso de las cookies con las finalidades descritas. Para más información pinche aquí.

ACEPTAR